Pautas de la AAP por edad para el uso del Internet

El Internet puede conectarlo a usted y a su familia con todo tipo de fuentes de información. En su computadora, usted y su familia pueden leer las noticias más recientes, buscar información, escuchar música, jugar juegos, comprar cosas, o enviar correos electrónicos a los amigos.

Menores de 10 años

Los niños a esta edad necesitan ser supervisados y vigilados para asegurarse de que no sean expuestos a material inapropiado.  Los padres deben usar las herramientas de seguridad del Internet para limitar acceso a contenido, sitios web, y actividades y participar activamente cuando el niño usa el Internet.

De los 11 a los 14 años

Los  niños a esta edad tienen experiencia y son expertos en el uso del Internet; sin embargo, todavía necesitan ser supervisados y vigilados para asegurarse de que no sean expuestos a material inapropiado.  Las herramientas de seguridad del Internet que están disponibles pueden limitar el acceso a contenido y sitios web y proporcionarle una reseña de las actividades del Internet. Los niños de esta edad también tienen que entender qué información personal pueden o no deben dar en el Internet.

De los 15 a los 18 años

Los niños de esta edad casi no  tienen que tener ninguna limitación al contenido, sitios web, o actividades.  Los adolescentes son expertos en el uso del internet; sin embargo, todavía necesitan que los padres definan pautas de seguridad apropiadas.  Los padres deben de estar disponibles para ayudar a sus adolescentes a entender mensajes inapropiados y evitar situaciones de riesgo.  Los padres tienen que recordarles a sus adolescentes qué tipo de información personal no debe ser dada en el Internet.

Recuerde — El Internet puede ser un recurso muy útil para obtener información y consejos, pero usted y sus niños no se pueden confiar de todo lo que encuentren en él.  Cualquier persona puede poner información en el Internet, y no siempre es fiable.  Algunas personas y organizaciones se esmeran en colocar información precisa y verdadera, pero otros no.  Algunas personas dan información equivocada y lo hacen a propósito.

Fuente: The Internet and Your Family (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *